Cautivos del mal (1952). Hollywood tóxico, Hollywood güeno

Cautivos del mal. 1952. Título original: The bad and the beautiful. De Vincente Minelli. Con Kirk Douglas, Lana Turner, Walter Pidgeon, Gloria Grahame, Barry Sullivan y Dick Powell. imdb

Kirk Douglas amando y chuleando a Lana Turner. Foto thefoxling

¿A una persona tóxica se la disculpa más por pertenecer al star system? Hace unos años, un libro bastante tostón y sobrevalorado pero de afortunadísimo título popularizó para siempre la expresión ‘gente tóxica’ al referirse a individuos como el protagonista de esta película.

Por resumir: Tres personas, una actriz (Turner), un director (Sullivan) y un guionista (Powell) son convocados al despacho de un productor (Pidgeon), quien les propondrá volver a trabajar con Jonathan Shields (Douglas), un productor ejecutivo sin escrúpulos para conseguir lo que se propone. Durante el 90% de la película, los tres personajes van desgranando lo que fueron sus vidas tras encontrarse a Shields. Coinciden en triunfo profesional y ruina personal.

Como su casi contemporánea Sunset Blvd., Cautivos del mal es cine en el cine, con personajes tan reconocibles como von Stroheim, a propósito de la película de Wilder, David O. Selznick, o (me dicen por ahí que sí, que sí) Diana Barrymore, tía y sobrina respectivamente de los dos miembros más famosos de la dinastía, Drew y Lionel.

Entre escenas que reflejan un Hollywood bifronte, sublime y despiadado, se desarrollan los recuerdos de los tres protagonistas, que narran en primera persona, llevando a un final tremendo e ¿inesperado?. Cautivos del mal ofrece escenas de las que se recuerdan toda la vida, sin olvidar la película en su conjunto. En el apartado técnico, notable fotografía y decoración. Oscar a Gloria Grahame como actriz secundaria por una de las actuaciones más cortas y argumentalmente tardías de los secundarios oscarizados (la superará Judi Dench), como mujer del guionista sureño. ¿Alguna compensación de no-oscar de ediciones anteriores? Hollywood funciona asi.

Es precisamente esta frase, así funciona Hollywood, la que sobrevuela toda la película. Un Hollywood fagocitador, amoral, fascinante, creador, maravilloso y cruel. Todo junto. Véanla si no lo han hecho ya. 

Ah, ¿que si a una persona tóxica se le perdona más por pertenecer al star-system? Dependerá de las tragaderas de cada. Pero ya me saben ustedes cómo funciona Hollywood ¿verdad?

Calificación: 

Puntuación: 4.5 de 5.

Momentaco Cautivos del mal: Hay tantos… el pasmo de Georgia al llegar a casa de Jonathan, la escena posterior del coche, James Lee leyendo el periódico (recuerda a una parecida de Diane Keaton en El padrino)… Pero me quedo con el rodaje de la escena final de la película de Georgia Lorrison, con ese plano ascendente donde resalta la felicidad por la obra bien hecha. Te devuelve durante diez segundos la fe en la inexistente bondad hollywoodiense.

Ilumina el sol la nieve en mi arrabal y termino de escribir oyendo a Salvador Sobral. Feliz fin de semana.

El concierto (2009)

A Peggy Sue y una noche estrellada.

El concierto (2009). Título original: Le concert. De Radu Mihaileanu. Con Alexey Guskov, Dmitriy Nazarov, Mélanie Laurent y Valeriy Barinov. 

¿Se puede tener todo en una película? Amor, comedia, drama,… Por poner un ejemplo, en El secreto de sus ojos, película contemporánea a esta joya, y a su vez otro diamante, se pueden apreciar todos estos géneros e incluso alguno más.

El concierto, sin embargo, aunque adolece de historia de amor, tiene casi todos los géneros restantes en una sola película: sátira y crítica política, comedia, drama, iniciatismo y una monumentalidad que a veces tiende a escapársenos al estar debajo de un tímpano románico del que no llegamos a advertir todos sus personajes y pliegues.

El punto de partida sirve el drama y la comedia en bandeja en poco menos de cinco minutos: Un director de orquesta del Bolshoi, un mito defenestrado por el comunismo, es limpiador en el teatro al que dio fama. Andrei Filipov hace sus ingratas labores en el momento en el que entra un fax con una invitación a la orquesta del Bolshoi para tocar en parisino Teatro del Châtelet. Andrei se quedará el fax y reunirá, con grandísimas dificultades, a los miembros de su antigua orquesta. Le faltará la primera violinista, ya veremos de dónde saldrá su historia.

El concierto es una de esas maravillas que al poner la tele y ver que está medio empezada te seduce y te engancha, y te produce un torbellino de sensaciones, las de la vida, el amor y la música. Una obra de arte donde para llegar al clímax final ha habido un trabajo casi de filigrana, con un guion casi perfecto a pesar de un par de detalles surrealistas. El reparto, donde destaca la maravillosa Mélanie Malditos bastardos Laurent, es poco conocido pero de una efectividad sorprendente. El final deja una intensísima emoción. Sí, se puede tener todo en una película.

Calificación: 9,5. Maravillosa.

Momentazo El concierto: La llorera de paquete de Klínex que me pillé desde que Anne-Marie coge el violín hasta que termina la película.