Contra los actores de doblaje, cómo no

Añadan hoy uno más a la lista de los odiadores de los actores de doblaje, a saber:
– Los que culpan del fracaso del cine español a los dobladores de películas de Hollywood (los gustos de la gente ya otro día si eso).
– Los que culpan a los dobladores de no saber inglés (que tiene narices)
– El señor Paul Thomas Anderson, conocido fabricante de pretenciosos tostones de autor.

Anuncios

Presentación

 

Alguien me dijo un día: “¿qué tal si escribes un blog sobre tus cosas?”. Sin saber muy bien cuáles eran “mis cosas” me lancé a escribirlo pero no fui constante y abandoné. Ahora debo haberme vuelto más entretenido, o más pesado, no sé, puesto que ahora más gente que antes me dice que escriba un blog sobre “mis cosas”. Así que vuelvo a ponerme a ello.

Nací en Madrid en 1969 y me crié en el Barrio de la Fuente del Berro. La vida con el tiempo se encargó de darme cultura, carrera, un trabajo fijo de profesor, esposa, dos hijas y felicidad. Me quitó otras cosas pero quedan más que compensadas con lo anterior. Disfruto de la compañía de mi familia, de amigos, de un buen libro, de una buena película, de anécdotas, de los colores del otoño y de muchas cosas más. A veces me repito. Me llevo moderadamente bien conmigo mismo y tengo entre otras manías la de felicitar el año cuando realmente empieza, el 1 de Septiembre. Titulé el blog La Taberna de Lippincott porque admiro mucho a los ingleses, a pesar del Brexit. Me gustaría ser inglés y muchas veces me siento como tal. Pero se terminó el hablar de mí y paso a hablar de “mis cosas”.

La Taberna de Lippincott vuelve a estar abierta.

Augustus H. Lippincott

 

4102498148_e81fda31ea_b

Foto Chris Devers